II POEMAS

EL POEMA HERMOSO

Voy a dormir en Los Angeles
pensando en ti.

Meando hace un momento
miré hacia abajo, cariñosamente,
a mi pene.

Saber que ha estado dentro de ti
hoy, un par de veces, me hace
sentir hermoso.


EL ÚLTIMO AVENTÓN

El acto de morir
es como pedir raid
en un pueblo extraño
entrada la noche
donde hace frío,
y llueve
y estás solo
otra vez.

De repente
se apagan
todas las luces de la calle
y todo
se vuelve oscuro,

tan oscuro
que hasta los edificios
tienen miedo
unos de otros.


RICHARD BRAUTIGAN

Comentarios