Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2006

AMBIDIESTRA LLUVIA · Fragmentos

·

Como ven los niños la ciudad
tras las ventanas. Todo se condensa en puño
rojo palpitar. Cuántos muertos por la indecisión.
Tantas veces noche te llamé
que me cubrió la oscuridad. El fuego
no acaricia dos veces. La lengua se cae
como fruto podrido
Maldigo tu voz. Nunca tu boca.
Tantas veces contigo me quedo
solo. En una pradera azul marino corres.
En una sala gris camino
en círculos. Castigando al suelo, la tierra
mi tumba. Necesito música.
Una canción de esclavo para andar
con esta pena en hombros. Que sabe que muero
hoy. Que muero a diario.

·

Como el que sueña en llegar y no mira
que llega. Atardecer. Todo es una cosa.
Lágrima. No salgo de día
porque el sol aclara la tristeza. Ahogado
con sal en la frente.
Avanza tu cuerpo con las manos
por delante. Desierto es todo lo que piso.
Olvido lo que miras. Todo es
una cosa. Dos veces. La despedida que abraza.
Que besa en la boca. En el océano
de los días nos hundimos
ya sin hacer mucho ruido. Ya nos perdemos
en agua. Ya podríamos ser
algas…

RUIDO

Ella le pidio que la llevara al fin del mundo,
él puso a su nombre todas las olas del mar.
Se miraron un segundo
como dos desconocidos.

Todas las ciudades eran pocas a sus ojos,
ella quiso barcos y él no supo qué pescar.
Y al final números rojos
en la cuenta del olvido,
y hubo tanto ruido
que al final llegó el final.

Mucho, mucho ruido,
ruido de ventanas,
nidos de manzanas
que se acaban por pudrir.
Mucho, mucho ruido,
tanto, tanto ruido,
tanto ruido y al final
por fin el fin.

Tanto ruido y al final...

Hubo un accidente, se perdieron las postales,
quiso Carnavales y encontró fatalidad.
Porque todos los finales
son el mismo repetido
y con tanto ruido
no escucharon el final.

Descubrieron que los besos no sabían a nada,
hubo una epidemia de tristeza en la ciudad.
Se borraron las pisadas,
se apagaron los latidos,
y con tanto ruido
no se oyó el ruido del mar.

Mucho, mucho ruido,
ruido de tijeras,
ruido de escaleras
que se acaban por bajar.
Mucho, mucho ruido,
tanto, tanto ruido.

Tanto ruido…